Historia del club

Corría el año 1924, cuando un grupo de jóvenes entusiastas del polo forman un equipo al que denominan SALTA POLO CLUB, con palabras en español pero con gramática inglesa, integrado por el entonces Teniente Arturo Saavedra y los señores Carlos Patrón Uriburu, Adolfo García Pinto y Horacio Cornejo Saravia.

El 10 de marzo de 1926 la novel Asociación Argentina de Polo, que fuera creada en el año 1922, acepta y reconoce la inscripción del Salta Polo y los colores que actualmente usa: rojo y negro.

Ese mismo año, se solicita al Ministerio de Gobierno de Salta que se le otorgue personería jurídica, haciendo mención que el club comenzó a funcionar el día 07 de octubre de 1925. Firman: Cnl Ernesto A Day – presidente- y Horacio Cornejo Saravia – Secretario.

Algunos años después, en 1936 se construye la Cancha de Polo Nro. 1 e inmediatamente la Nro. 2.

En la década del 1940 se construye la primera sede social y también comienzan las actividades de hipismo y las carreras de caballos. La actividad turística tuvo pleno auge en los años 1949-1950, decayendo a partir de 1951, año en que se inauguró el hipódromo de Limache.

El nueve de octubre de 1941, el Vicepresidente de la Nación a cargo de la Presidencia, Dr. Ramón S. Castillo refrenda el convenio por el cual se autoriza a usufructuar 19 Ha del terreno próximo al aeropuerto de Salta, actualmente solo destinado a aeroclub, ubicado sobre el camino nacional de Salta a Jujuy, perteneciente al Campo Gral. Belgrano o Campo de Belgrano como se lo denominaba desde el año 1902. (Decreto del PEN 102.202).

Recién en 1955, un puñado de socios tuvieron la visión de imaginar y el tesón de construir una cancha de golf. Contaron para ello con la colaboración del Coronel Francisco Aníbal Galíndez que confeccionó los planos, el Capitán Raúl de la Torre que efectuó el relevamiento topográfico y la delimitación de la cancha, asesorados por el Sr. Corona, (invitado de Buenos Aires), contribuyeron a que el recorrido tuviera la armonía y el diseño que hoy se observa.

Los 3 primeros hoyos que se construyeron corresponden a los actuales 10,11 y 18. Años después Galíndez fallece mientras jugaba en la misma cancha que él había imaginado.

Los primeros años se mostraron difíciles para la práctica del golf, debido a las características naturales del suelo, al tipo de vegetación existente y al régimen de lluvias de la provincia, que limitaban enormemente las posibilidades de riego durante la época invernal, hasta que en la década del 70 se comenzaron a construir las represas próximas al hoyo 4 y al hoyo 8, lo que permitió junto con la forestación efectuada a modificar sustancialmente el aspecto de la cancha y la calidad de los greens y fairways.

En el año 1976 se decide ampliar la cancha a 18 hoyos, debido al entusiasmo y cantidad de socios cada vez mayor que lo practicaban, contando con el asesoramiento del Jockey Club de Buenos Aires y del Sr. Tomás Sanderson, quien fuera socio en ese momento, y que envió desde los Estados Unidos el césped Tifton para los greens, que se adaptaron rápidamente a las características de nuestro suelo, hoy reemplazado por agrostis stalonifera. Merecen mencionarse, el entusiasmo y dedicación puestos de manifiesto en la ejecución de esta ampliación, entre otros tantísimos socios y colaboradores que se abocaron a esta tarea, al Capitán de Cancha René Davis, por entonces Ministro de Gobierno de la Provincia, al Sr. Manuel Rey y al Ing. Ricardo Martorell, que luego de cinco años de denodados esfuerzos, posibilitó su inauguración en el año 1981.

A lo largo de sus casi 90 años de vida y sin ser ajeno a los avatares sociales y económicos de nuestra historia reciente, el club sigue progresando; de las 19 ha iniciales hoy dispone de un predio de 106, con 3 canchas de polo, 2 pistas de salto, caballerizas, corrales, picaderos y pista de vareo, 2 represas, una moderna sede social y salón de fiestas, escuela de golf; equitación y equino terapia para niños con capacidades diferentes.

De los 3 primitivos hoyos hoy cuenta con una cancha de 18 hoyos que dispone de un moderno sistema de riego por aspersión Por todo ello y su dilatada historia el Salta Polo Club es una de las instituciones sociales y deportivas más destacadas de la provincia.

Autoridades